Hay 5 productos.

Mostrando 1-5 de 5 artículo(s)

Filtros activos

Encimeras, suelos, piscinas y fachadas

Productos químicos para suelos, piscinas y fachadas

¿Todavía utilizas el mismo producto para todo tipo de superficies? Ponle fin a tu caos y aplica un protector específico para tu encimera, suelo o fachada. Ya sea rugosa, lista, de ladrillo, de barro… disponemos del producto para todas las superficies. 

En Más que químicos nos aseguramos en darte la calidad y seguridad que buscas para mantener tu encimera, suelo o fachada como el primer día. Encuentra en nuestra tienda online de químicos los protectores para superficies de cualquier material que busques.

Leer más Leer menos

Hay 5 productos.

Cómo tratar correctamente una encimera, un suelo o una fachada con un protector antimanchas

Aunque agrupemos las encimeras, suelos y fachadas dentro de la misma categoría de superficies especiales, podemos encontrar dentro de esta diferentes materiales con sus diferentes características, que requerirán de un mantenimiento específico en cada caso. A continuación, te explicamos la diferencia entre las superficies porosas y no porosas para que sepas exactamente cómo tratar cada una de ellas.

Superficies porosas

Más frecuentes en suelos y fachadas. Las superficies porosas suelen tener un aspecto más bien rústico, y debido a esta porosidad se ensucian con mayor facilidad. Por eso es importante utilizar un protector para este tipo de material, y así poder espaciar su costosa limpieza.

Las ventajas que nos brindan es que son materiales altamente resistentes, aislantes térmicos, ideales para exteriores y crear ambientes especiales con sabor rural y tradicional.

Pero no debemos olvidar una característica importante de este material, que es que posee una gran capacidad de absorción de líquidos. Por ello debemos tener sumo cuidado para evitar posibles manchas y un deterioro acelerado. En Más Que Químicos contamos con productos hidrofugantes aptos para materiales con una porosidad baja, que transformarán a tu superficie en una completamente impermeable.

También será importante tras aplicar un producto de limpieza o sufrir un derrame accidentado, secar rápidamente la superficie para evitar que penetre muy profundamente y sea demasiado tarde. Lo mejor sería hacerlo con paños absorbentes para asegurar que retiramos todo el exceso.

Dentro de esta clasificación entran las encimeras o mesas de mármol y granito, además de suelos y fachadas de materiales como mármol, granito, terrazo, en general piedra natural o piedra sintética, hormigón, barro y materiales cerámicos…

Superficies no porosas o hidrófugas

Las superficies no porosas realmente no requieren de unos cuidados tan específicos como lo hacen las que son más porosas. De hecho, este tipo de materiales serán los más óptimos para nuestra encimera de cocina

Un material no poroso es aquel que no es permeable al aire, agua u otros líquidos, por lo que las sustancias indeseadas no pueden penetrar en ellos, generando así manchas imposibles de quitar o estropeando nuestra superficie.

Además de no sufrir derrames indeseados, las superficies no porosas no pueden retener agua en su interior, lo cual las hace mucho mas higiénicas al evitar que proliferen las bacterias dentro de ellas.

Dentro de no porosas, encontramos dos subcategorías. Por un lado, están las superficies no porosas lisas, como pueden ser el vidrio y las superficies barnizadas o pintadas. Por otra parte encontramos las superficies no porosas rugosas como puede ser el cuero o cualquier tipo de material vinílico. En lo que a encimeras se refiere, los materiales no porosos más habituales son el cuarzo, silestone o cambria.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.Leer más